El antes restaurante Club Náutico, uno de los de más renombre de la ciudad, acoge ahora regularmente bodas, bautizos y grandes comidas para empresas. Un lugar magnífico de gran elegancia con sus suelos de mármol en blanco y negro, lámparas de cristal y fantásticas vidrieras, donde celebrar un evento único y memorable.